Cuando la integración sensorial es deficiente…

La integración sensorial es el proceso neurológico de organizar correctamente los inputs sensoriales de los sentidos, para lograr la percepción del mundo.
Cuando no se integran adecuadamente las sensaciones, el niño no se puede adaptar efectiva, fluida y satisfactoriamente a varios ambientes, entonces se puede producir:
  • Hipersensibilidad
  • Déficit de atención
  • Hiperactividad
  • Dificultades de atención y concentración
  • Problemas de comportamiento
  • Retrasos en el habla y lenguaje
  • Problemas de tono muscular y coordinación
  • Dificultades de aprendizaje
En niños con hipersensibilidad sensorial podrían percibir los estímulos como agresión y con esto presentar un comportamiento disruptivo, lo que los lleva a problemas de sociabilidad y comunicación, muy presentes en el trastorno del espectro autista, TEA.
  • EMR
  • TFH
  • Kinesiología Educativa
  • Binaural
  • Reset
Menú